Limpieza y cuidado facial

¿Por qué se ensucia el cutis?


En nuestro día a día el rostro se enfrenta a todo tipo de ambientes que poco a poco van quitando luminosidad a nuestro rostro y nuestro cutis parece marchitarse: polución, ambientes con humo, grasas, incluso nuestros hábitos alimenticios influyen mucho en nuestro cutis: fritos, especias fuertes, cantidades altas de café o chocolate, tabaco, alcohol, especias fuertes, comidas grasas…

La buena noticia es que con una buena limpieza de cutis casera una vez al mes podes volver a llevar la salud, luminosidad y rejuvenecimiento a tu rostro. Si fumás, el humo obstruye los poros y la nicotina da un color cetrino a la dermis. Debes aumentar la frecuencia de las limpiezas de cutis y aplicar cremas antioxidantes al rostro y cuello



Una vez al mes es aconsejable realizar una limpieza de cutis.



Limpieza de cara paso a paso


  1. Agua y Jabón: El primer paso para una limpieza de cutis es eliminar la suciedad más superficial con agua y jabón no uses jabones normales (según el tipo de piel podes utilizar el Jabón facial de aloe vera que tiene propiedades que benefician la piel. Eliminá todos los restos de maquillaje y no olvides el contorno de ojos. (Podes utilizar Agua micelar desmaquillante x 250 ml) Empieza por desmaquillar las pestañas y continúa con el resto del rostro.
  2. Abrir los poros con vapor. Este paso es perfecto para que los productos que vienen después penetren mejor en el cutis. Se trata de hervir agua y que haya vapores. (Recomendado realizarlo durante la ducha o baño diario) Si aquí le echas unos aceites esenciales, como de lavanda o bien (utiliizar Jabón corporal de lavanda x 100 grs. que dejará un aroma en tu baño a lavanda propio de las esencias y flores utilizadas) tu rostro además se relajará.
  3. Aplica un Exfoliante o Peeling. Utiliza un producto exfoliante (Jabón facial detox de carbón activado) con un suave masaje circular con guante exfoliante sin presionar. Evita el contorno de ojos y los labios. Masajea un poco más insistentemente en la frente, la nariz y el mentón o barbilla (zona T) Con este exfoliante ayudarás a mover las células muertas, los puntos negros y los granitos. La exfoliación se hace con un producto granulado (exfoliación mecánica) El peeling es más suave y elije según tu tipo de piel. ( Jabón de arcilla rosa - exfoliación media ) - Jabón de carbón activado - Exfoliación fuerte. ( No se recomienda para pieles con rosácea )
  4. Elimina puntos negros y granitos. Con las manos bien limpias y usando pads desmaquillantes de microfibra , extrae los puntos negros más visibles y haz una leve presión en las zonas con más impurezas. En los granitos aprieta un poco para extraerlos, pero evita las uñas, por muy limpias que estén. Recuerda que tienes los poros abiertos y todo debe estar muy limpio para evitar infecciones. No insistas en los que se resistan y nunca aprietes hasta que sangren. Una vez acabado, haz abluciones con agua templada sobre el rostro. En este paso ya tienes la piel limpia y libre de impurezas y es el momento de utilizar productos de belleza que mejoren tu cutis.
  5. Cierra los poros con un Tónico o serum. Una vez que hayas retirado el excedente de jabón hay que cerrar los poros con un tónico o serum facial ,
  6. Acabamos con una Hidratación. Elige una hidratante  según tu tipo de piel, grasa, seca, mixta o normal. Una vez seca la piel, con mucha suavidad extiende en el rostro una crema hidratante y deja que penetre en la piel durante unos minutos.

Mi carrito